Categorías
Sin categoría

El cuerpo no está preparado para ser sedentario

Antiguamente, la gente andaba más y su trabajo solía ser físicamente más duro: minero, leñador, pescador, agricultor, ganadero,… Actualmente, la ciencia y la tecnología han avanzado mucho, por lo que la gente utiliza más los medios de transporte, esos trabajos son menos frecuentes y la tecnología realiza parcial o totalmente esas actividades. Ese cambio ha ocurrido en relativamente pocos años, por lo que el cuerpo no ha tenido tiempo para adaptarse genéticamente. Además, en los últimos años, algunos avances tecnológicos (ordenadores, teléfonos móviles,…) han hecho que la vida (principalmente de los más jóvenes) sea aún más sedentaria.

Por tanto, actualmente hay una pandemia (enfermedad mundial) creciente de enfermedades prevenibles (sobre todo) o tratables mediante un estilo de vida adecuado: enfermedades por exceso de grasa corporal (sobrepeso u obesidad), de los huesos, del corazón, etc.

El ejercicio físico da lugar a un estado correcto y natural del cuerpo, y es necesario para la salud: correcto funcionamiento del cuerpo, correcta estructura y composición corporal, correcto estado psicológico, correcto crecimiento y desarrollo, prevención y tratamiento de enfermedades, desaceleración del envejecimiento, etc. Y hablo de “correcto” (no de “mejor”) porque (aunque evidentemente es mejor) el sedentarismo y sus consecuencias dan lugar a un estado incorrecto y no natural del cuerpo: mal funcionamiento, etc.